Es fácil quejarse del “sistema” cuando no se sabe de qué hay que quejarse

Es fácil quejarse del “sistema” cuando no se sabe de qué hay que quejarse

¿Qué es el “sistema”? Nada hay tan impreciso como el sistema. Por eso, cuando los medios se refieren a los “antisistema” —esas personas que parecen disconformes con todo— no sé de qué se están quejando.

Un sistema es básicamente un conjunto. ¿Un conjunto de qué y para qué? En realidad da igual, ya que un conjunto se convierte en sistema cuando sus elementos están interrelacionados y tienen una finalidad. De hecho, de un sistema, tan importante como sus elementos, es su comportamiento o funcionamiento global. Read more

El lenguaje asexuado en la política

El lenguaje asexuado en la política

Ya lo dije en el post en el que justificaba la creación de este blog: los políticos mienten como bellacos. No podemos negar que suelen hacerlo con respeto y educación, pero solo  cuando están de cara al público, porque cuando creen que no les oye nadie nos insultan descaradamente y hasta nos mandan a jodernos.

Así, desde sus tribunas públicas que pagamos entre todos, los políticos ponen buena cara y se dirigen correctamente a todos los españoles para lanzarnos sus demagógicas promesas y sus abyectas mentiras, creyéndose que nos las vamos a tragar. Read more

El impuesto sobre los tontos

El impuesto sobre los tontos

Decía Oscar Wilde que “la lotería es el impuesto sobre los tontos”, seguramente se trata de un corolario sobre su otra afirmación que dice que “la casualidad es la ley de los tontos”.

Pareciera que tan ilustre literato la tuviera tomada con los tontos, quizá porque su vida coincidió con los últimos años de la retrógrada sociedad victoriana. Wilde vivió rodeado de tontos, y seguramente les guardaba rencor porque en aquella sociedad los homosexuales —entre los que él se encontraba— estaban muy mal vistos, a los que trataban como apestados y se les podía denunciar por sodomía (acusación de la que tuvo que defenderse y perdió, siendo condenado a trabajos forzados lo que acabó con su vida). Disculpad, me desvío del objeto del post. Retomemos el asunto. Read more

Los hombres son siempre los malos

Los hombres son siempre los malos

Lo que prima es ser políticamente correcto, por eso, la Administración pública aplica a ultranza el lenguaje no-sexista, aunque sea a costa de destrozar el idioma. Siguiendo esta criterio, con el beneplácito de los políticos y la aquiescencia de los sindicatos, las distintas Administraciones han emitido normas de uso de formas no-sexistas en el lenguaje administrativo, para evitar la discriminación por causas del género en el lenguaje burocrático.

Cada vez que preparo un informe me resulta muy molesto tener que ceñirme a los reglamentos que me impone la Administración para la redacción de documentos oficiales. No sólo por vagancia, ya que me obliga a escribir más palabras de las necesarias, haciendo el lenguaje mucho más redundante de lo que ya es, sino también porque creo que estos imperativos lingüísticos van en contra de mi derecho a la libertad de expresión obligándome a escribir algo de una manera que, quizá, no deseo hacer, porque cambiar una signo puede alterar totalmente el sentido de una frase. Read more