Es fácil quejarse del “sistema” cuando no se sabe de qué hay que quejarse

¿Qué es el “sistema”? Nada hay tan impreciso como el sistema. Por eso, cuando los medios se refieren a los “antisistema” —esas personas que parecen disconformes con todo— no sé de qué se están quejando.

Un sistema es básicamente un conjunto. ¿Un conjunto de qué y para qué? En realidad da igual, ya que un conjunto se convierte en sistema cuando sus elementos están interrelacionados y tienen una finalidad. De hecho, de un sistema, tan importante como sus elementos, es su comportamiento o funcionamiento global.

Así, un sistema puede estar formado por todos los ingredientes que se echan en la olla y que se cuecen conjuntamente para hacer un potaje. Las personas que participan en un partido de fútbol y que se pasan la pelota con la finalidad de ganar también conforman un sistema. Una célula del cuerpo también puede ser un sistema. Mi familia también es un sistema. Asimismo un país es un sistema. Un hormiguero es un sistema, igual que lo es el universo… y ya basta de ejemplos porque son realmente infinitos.

Por otra parte, los sistemas también se pueden subdividir en subsistemas, que a su vez son sistemas por sí mismos. Por ejemplo, las personas son sistemas que se subdividen en subsistemas, como el sistema nervioso, el sistema circulatorio, el sistema renal… y otros muchos. Otro ejemplo puede ser el sistema que forma un automóvil el cual contiene multitud de subsistemas.

Por eso, para poder entendernos cuando hablamos de sistemas, es necesario que la susodicha palabra vaya acompañada de otros lexemas que aclaren la naturaleza del mismo y sus límites.

Ante esta falta de indefinición cuando los medios informan sobre los antisistema me quedo con la duda de no saber contra qué sistema se rebelan esos revoltosos. Puede que ni ellos mismos lo sepan: ¿contra el sistema político, el económico, el financiero, el social, el sistema democrático?, ¿acaso van contra el sistema religioso, el sistema bancario, el sanitario, el educativo, el ecológico…? ¿se enfrentan al sistema policial? ¿se tratará del sistema de gobierno?

Quizá van contra varios sistemas a la vez,  o puede que contra todos, pero en estos caso serían antisistemas. En cualquier caso deberían aclararlo, porque es muy fácil quejarse del sistema cuando ni siquiera se sabe donde está el origen del problema.

Porque, ¿no será que se quejan del “sistema operativo” de su ordenador?

Comments are closed.