Las de mayor relieve

Los códigos deontológico del periodismo están cargados de buenas intenciones. Y digo bien si hablo en plural ya que, al buscar información en acreditadas webs periodísticas sobre lo que yo supuse que sería un código único y ampliamente aceptado por los profesionales de la información, encontré multitud de ellos con disparidad de principios y criterios. No obstante, todos hablaban de veracidad, ética, objetividad… pero también todos se olvidaban de uno muy importante: la precisión. Quizá, esa falta del principio de precisión es por lo que se carece de unanimidad a la hora de definir tan importante código profesional.

Para ofrecer información precisa es necesario conocer las fuentes, investigar los hechos, contrastar los datos, aplicar la objetividad, comparar las distintas versiones, rectificar los errores… Pero incluso aquellos pocos profesionales que realizan estas complicadas tareas antes de atreverse a ofrecer el fruto de su trabajo a la opinión pública, pueden caer en la imprecisión por mor del lenguaje.

El lenguaje, por culpa de sus sinónimos, epítetos, anáforas, retruécanos y tantísimas otras figuras y giros gramaticales tan abundantes en castellano, puede fastidiar la precisión de la información en cualquier momento. El profesional de la comunicación debe evitar esta circunstancia, por eso no comprendo cómo los que ofrecen la información meteorológica llevan tantos años cometiendo el mismo fallo de imprecisión. Es un error muy generalizado porque incurren en él casi todos los informantes, en todos los medios de comunicación, de manera recurrente, y referido a la misma zona geográfica.

Y es que cuando informan del tiempo atmosférico que va a hacer en el archipiélago canario, ya sea sol, lluvia, viento… o cualquier otro fenómeno meteorológico, suelen referirse a las “islas de mayor relieve”, y yo siempre me quedo con la duda de si se refieren a las de mayor orografía o a las de mayor importancia.

Pero aunque alguien me aclarara a qué tipo de relieve se refiere, la imprecisión todavía permanecería por otros motivos que seguidamente comento:

Si se refieren a la orografía de esas islas, ¿cuántas están mencionando?, a las dos de mayor orografía, a tres de ellas… Por otra parte, ¿qué entienden por mayor relieve orográfico?: ¿las que tienen mayor número de montañas, las que tienen una mayor densidad de montes, o aquellas en las que se encuentran las más altas?

Si con la imprecisa expresión se refieren a la importancia de las islas, siguen apareciendo nuevas imprecisiones. Al igual que en el caso anterior no sabemos si quieren destacar dos, tres o más de ellas. Asimismo no dicen el criterio que aplican para referirse a las islas más importantes: su economía, población, territorio, organización…

Yo, por si acaso, cuando viaje a este maravilloso archipiélago me llevaré siempre el paraguas para que la imprecisión no me pille desprevenido.

Comments are closed.