¿Murió carbonizado?

¿Murió carbonizado?

Cuando los noticieros de la televisión informan con imágenes sobre acontecimientos luctuosos o dramáticos, suelen eliminar las escenas más impactantes o al menos prevenir de su crudeza para que el televidente pueda optar por no verlas. Pero la brutalidad de los acontecimientos no sólo se puede transmitir por la imagen, sino también por la palabra, pero en estos casos no se advierte del alcance de la bestialidad de lo que se va a decir, y lo que es peor, con frecuencia se informa verbalmente y sin censura de sucesos terribles a pesar de ser completamente falsos.

Esto es lo que ocurre cuando los medios –todos en general- informan sobre los incendios y las víctimas mortales que provocan. Se trata de morbo malintencionado porque realza lo más macabro de la noticia, y también gratuito porque es completamente falso. Me refiero a aquellos titulares que afirman sobre las víctimas de los incendios que “murieron carbonizadas”. Read more