El lenguaje asexuado en la política

El lenguaje asexuado en la política

Ya lo dije en el post en el que justificaba la creación de este blog: los políticos mienten como bellacos. No podemos negar que suelen hacerlo con respeto y educación, pero solo  cuando están de cara al público, porque cuando creen que no les oye nadie nos insultan descaradamente y hasta nos mandan a jodernos.

Así, desde sus tribunas públicas que pagamos entre todos, los políticos ponen buena cara y se dirigen correctamente a todos los españoles para lanzarnos sus demagógicas promesas y sus abyectas mentiras, creyéndose que nos las vamos a tragar. Read more

Asumo la responsabilidad

Asumo la responsabilidad

“Estamos dispuestos a asumir la responsabilidad”, afirman a bombo y platillo entre vítores muchos políticos cuando sus partidos son bendecidos por los votos de los ciudadanos. Pero a qué vienen esas declaraciones, ¿acaso no es su obligación asumir las responsabilidades que conllevan sus cargos? ¿Es que todos en nuestro trabajo no tenemos que asumir nuestras responsabilidades sin tener que magnificar tal obligación? Si un político, del signo que sea, pretende no asumir sus responsabilidades no deberían permitirle en su partido presentarse a las elecciones porque en ese caso estaría mintiendo a los votantes.

Y es que no es necesario que los políticos expresen la asunción de responsabilidades cuando acceden a un cargo, porque eso va implícito en la toma de posesión del mismo, de la misma forma que cualquier trabajador asume las responsabilidades laborales que contrae al firmar un contrato de trabajo. ¿Es que un albañil —pongamos por caso— no es responsable de realizar bien su trabajo, y no por eso lo manifiesta grandilocuentemente desde una tribuna? Read more

La demagogia (o el arte de mentir en la política)

La demagogia (o el arte de mentir en la política)

La palabra demagogia está de moda, pero se utiliza mal. He notado un especial incremento de su uso en la televisión en general y en particular en los programas que se nutren del cotilleo obsceno y de las noticias insustanciales.

Que los compañeros de tertulia acusen de hacer demagogia a la ignorante y chabacana exnovia de un popular extorero que, por puro despecho, se dedica a lanzar exabruptos contra la familia de su hija bastarda, eso no es demagogia por más que con su grosera oratoria consiga el aplauso del público ávido de carnaza. Calificarla de demagoga demuestra que sus colegas de programa son, por lo menos, tan incultos como ella. Read more

El por qué de este blog: Errores y mentiras

El por qué de este blog: Errores y mentiras

A principios del verano del 2010, en un blog en el que colaboraba, escribí un artículo que intitulé “La infomierda”. Lo redacté sin pretensiones, y cual fue mi sorpresa cuando apareció ocupando un lugar destacado en la web “menéame”.

El artículo versaba sobre la información y la poca fiabilidad que le atribuimos. Por los comentarios de los lectores y las referencias y enlaces al artículo original, me di cuenta de que la gente tiene muy poca confianza en lo que lee y escucha, incluso aunque (o especialmente porque) las fuentes sean pretendidamente fiables. Read more